El ícono «En verdad es digno»

El ícono «En verdad es digno»

El milagro ocurrió  durante el patriarca Nicolás Crisoverges. Una noche, un cierto monje leía el Canon a la Madre de Dios en su celda, en el Monasterio del Pantócrator, que hoy se llama «Axion Estin» («En verdad es digno») por el ícono de la Virgen. El anciano que le instruía había ido a Karyes. De repente, un varón apareció en la iglesia y comenzó a cantar «En verdad es digno». Este himno era hasta entonces desconocido en la Iglesia. Al oír este himno, el monje se impresionó tanto por el contenido del himno como por el canto celestial. El desconocido se tornó al monje y le dijo: «Así lo cantamos en casa». El monje deseaba tener el himno por escrito y  trajo una lápida de mármol en la cual el desconocido escribió el himno con su dedo como sobre cera, y entonces desapareció de repente. Este desconocido era el Arcángel Gabriel. Esta lápida fue llevada a Constantinopla y se conserva hasta el día de hoy.

Реклама

Добавить комментарий

Заполните поля или щелкните по значку, чтобы оставить свой комментарий:

Логотип WordPress.com

Для комментария используется ваша учётная запись WordPress.com. Выход /  Изменить )

Google+ photo

Для комментария используется ваша учётная запись Google+. Выход /  Изменить )

Фотография Twitter

Для комментария используется ваша учётная запись Twitter. Выход /  Изменить )

Фотография Facebook

Для комментария используется ваша учётная запись Facebook. Выход /  Изменить )

w

Connecting to %s